Un mimo para volver a enamorarse

Hacerle un service completo a nuestra bici es el mejor mimo que le podemos dar.
Muchas veces lo pasamos por alto, pensamos que no es imprescindible, total la bici funciona y los ruidos y desperfectos se transforman en normales. Pero lo cierto es que la bici, después de un service completo hecho por un buen mecánico, vuelve a su esplendor y garantiza mayor longevidad a nuestra compañera. Y la mejor manera de capitalizarlo es: si la bici está bien dan ganas de usarla, si responde y no nos va a dejar tirados las distancias a recorrer pueden ser mayores. Hace poco hicimos este mimo a nuestras bicis y revivimos esos días de “compañera nueva” en que las mirábamos embobados y cuidábamos que no se ensucien. Un service completo es un mimo que cada tanto es bueno hacer para mantener encendida la llama.

Leé la versión digital de la revista haciendo click acá↓↓↓