Tips para pedalear más seguros


Por Tincho Lehmann

No podemos quedarnos de brazos cruzados y con las bicis guardadas mientras esperamos que mejore la infraestructura urbana o que la gente nos respete más. Si bien de a poco las condiciones van mejorando, no hace falta esperar al momento ideal para salir. Hoy mismo podemos animarnos a ganar la calle con estas acciones simples que nos harán sentir más seguros.

Planificar: Cuando vayamos a pedalear por un lugar que co- nocemos poco, es muy útil tomarnos cinco minutos antes de salir para planificar la ruta. Así podemos anticiparnos y saber cómo será el lugar por donde vamos a ir, si existen ciclovías, avenidas de mucho tránsito, además de conocer la zona para orientarnos mejor ante cualquier inconveniente. Resulta muy útil también aprovechar la herramienta Street View del Google Maps para ver fotos del camino y además del lugar exacto donde vamos a llegar. Así antes de salir ya vamos a saber dónde encontraremos una cochera, un bicicletero o, en el último de los casos, un poste donde podamos atar la bici.

Amigos express: Hay zonas de la ciudad o días de tránsito muy cargado que pueden resultarnos bastante intimidatorios para andar solos. En estos casos, una buena idea es esperar a que pase otro ciclista y proponerle hacer unas cuadras juntos. No hay que tener vergüenza de pedirlo, ya que esta simple acción los beneficia y aumenta la seguridad para los dos. Además, a todos nos gusta hacer nuevos amigos que anden en bici.

No pegarse al cordón: Contrariamente a lo que se podría pensar, somos más vulnerables circulando pegados al cordón de la vereda por estar poco visibles. Además, en las bocacalles quedamos muy expuestos a los autos que giran hacia la derecha. Acá lo importante es que tomemos una cierta distancia del cordón haciendo valer nuestro derecho a usar la calzada. Tenemos que hacer notar nuestra presencia. Es mucho más seguro ligarse bocinazos (de gente que ignora nuestros derechos), que no ser vistos.

Intuición ciclista: Como decíamos, la infraestructura actual para ciclistas urbanos es mejorable en muchos aspectos. Por eso, no siempre una ciclovía o una bicisenda resulta- rá la opción más segura. Si tenemos la intuición de que ir por ahí no nos conviene, entonces seguramente estemos en lo cierto. No debemos dudar en desviarnos por una calle alternativa que nos ofrezca una mayor tranquilidad.

Seguilo a Martín en: www.tincholehmann.com.ar o en twitter @tincholehmann