Test Specializad Skitch: Las zapas para todo

  
Por Isabel García

Desde que la bici es mi vehículo de transporte diario hay pequeños detalles de mi vida y forma de vestir que se modificaron. Debo confesar que también, con el pasar de los años, cada vez quiero cosas más cómodas, sencillas y que me sirvan para muchas actividades a la vez.
El calzado es algo muy importante, puede que ni nos demos cuenta que lo llevamos puesto o que nos haga pasar el peor día de nuestras vidas.

La prueba de fuego
Para pedalear uso de todo tipo de calzado –excepto ojotas– pero los que tiene suela más rígida se sienten mucho mejor pedaleando y no me traen molestias en la planta del pie después de pedalear un buen rato, pero así y todo ni las zapas con suelas más rígidas que tengo se asemejan a pedalear con las Specialized Skitch. Fue lo primero que me sorprendió al subirme con ellas a la bici, por un instante recordé la sensación de estar pedaleando con mis zapatillas de ciclismo con trabas (las cuales uso para mountain bike), y no solo por la rigídez de la suela y el poder de transferencia de la fuerza hacia el pedal que brinda ésta, sino también porque el material de goma de la suela tiene un agarre increíble que te mantiene en la posición adecuada el pie sobre el pedal.
Todo suena bárbaro hasta el momento, pero la cosa se define al momento de caminar, y es ahí cuando me terminé de convencer que éste es el calzado urbano ideal para mí, ya que combina lo mejor de los dos mundos (zapatillas de ciclismo y zapatillas de todos los días). Las Skitch se sienten muy cómodas al caminar. Sus plantillas tienen el acolchado y forma ideal para brindar confort abajo como arriba de la bici y la rigídez de la suela es la justa, como para caminar cómodamente durante varios kilómetros. Quiero destacar el confort que brinda el diseño de su horma; calzan dando el ajuste perfecto en la zona media del pie y el talón –de modo que el calzado no “bambolea” nunca– y a su vez se siente holgado y espacioso en el metatarso y zona de los dedos, algo que remite a su buen diseño, ya que toda esa zona del pie es la que suele hincharse e incomodar después de un tiempo prolongado de pedalear, caminar o estar parados.


Pequeños grande detalles
Un detalle a destacar es el sistema de los cordones, los cuales podés simplemente meter hacia dentro –sin anudar– y quedan sujetos ahí, sin aflojarse ni generar molestias e impidiendo que se desaten y se traben en la transmisión de la bici. Las probé de esta manera durante nueve kilómetros de pealeo enérgico y al llegar las sentí igual de ajustadas que cuando salí. También las probé con los cordones atados de forma tradicional, resultándome igualmente cómodas.

El material de la puntera es completamente impermeable, pese a esto no las sentí muy calurosas, aun habiéndolas probado en días de verano.
Las Skitch tienen material reflectivo en la zona lateral y en el talón, lo que incrementa nuestra visibilidad en con- diciones de baja iluminación, aportando seguridad en nuestras pedaleadas urbanas nocturnas.
Y como si fuera poco, tienen un bello look minimalista y urbano.

Más info www.specialized.com/ar/es