Test: ¿Qué bici fuiste en tu vida pasada?

El ciclismo se lleva en el alma. Eso se debe, según dicen los expertos entrevistados por La Guía BAiker, a que el alma condensa todas nuestras vidas pasadas, incluso aquellas en las que fuimos bicicletas. Acá te proporcionamos un test para que descubras qué bici fuiste en tu vida pasada. Dadas las siguientes preguntas, elegí la opción que mejor se ajuste a tu personalidad. ¡Empecemos!

1. Es semana santa y es hora de descansar. ¿En qué consiste tu n de semana largo ideal?
a) Playa o montaña, mientras sean vacaciones cualquiera de las dos está bien.
b) Pedalear lo más lejos posible sin mirar atrás.
c) Tranqui rodado 20. Visitar amigos y familia.
d) De esta y sin escalas.

2. Un amigo se lastimó una pierna haciendo whellie. Vos:
a) Te lo cargás al hombro y lo llevás pedaleando al hospital.
b) Le entablillás la pierna y lo acompañás a la sala de primeros auxilios más cercana.
c) Le decís que no se mueva y llamás a una ambulancia.
d) No te diste cuenta, le llevabas cinco cuadras de distancia

3. ¿Cómo dormís?
a) Depende de si estoy solo o con alguien. Me adapto.
b) Boca arriba y roncando.
c) Me hago una bola y ocupo un cuarto de la cama. Los gatos necesitan espacio.
d) ¿Dormir? ¿Qué es eso?

4. Buenos Aires – Mar del Plata:
a) Si no me dejan subir la bici, no hay viaje.
b) Son 415 kilómetros. En dos días y con equipaje liviano llegamos tranquilos.
c) Buen plan para llevar la bici en la valija.
d) 2 horas y media.

 5. ¿A qué casa de Hogwarts pertenecés? (para fanáticos de Harry Potter)
a) Gryffindor
b) Ravenclaw
c) Hufflepuff
d) Slytherin


 Ahora sí. Veamos qué tipo de bicicleta cristaliza tu alma.


• Mayoría de respuestas “a”:
Híbrida, la todo terreno.
Aventurero y con pie firme, nunca es un mal día para pedalear. Te gusta la aventura, ya sea en calles de tierra o asfaltadas. Por suerte tenés los frenos regulados, cosa que nunca está de más. Podés adaptarte a las distintas situaciones que se presenten, pero nunca nada va a superar el placer de salir a pedalear por la ciudad un día con viento fresco y sol.


• Mayoría de respuestas “B”: Rutera, la vieja amiga
Siempre confiable y a punto para pedalear, no importan las distancias. Sos de hábitos conocidos, lo tuyo no es innovar. Sabés lo que te gusta y vas con eso. Siempre para adelante y con una caramañola de refuerzo. Como el buen tío que te pasó la pasión, sabés que el amor por la ruta se hereda.


• Mayoría de respuestas “C”: Plegable, lenta pero segura

Los pies cerca del suelo y despacio por la ciclovía, así llegás donde necesites ir. Sabés lo que querés y no tenés apuro para conseguirlo. Disfrutás del solcito desde tu casa, de tomar un té con masitas entre amigos. Pedalear te llena el alma, por eso el n de semana en el parque es el paseo ideal.


• Mayoría de respuestas “D”: Piñón jo o “ xi”, cool y desenfrenada

La bici que todos miran en la calle (y que muy seguido bocinean). Sin frenos y a las chapas, así vas por la vida, a veces contramano, a veces sin manos. Cualquier hora es buena para salir a pedalear. Los pedales son una extensión de tus piernas: los amigos son una excusa para salir en bici, el trabajo es una excusa para salir en bici, todo es una excusa, lo que importa es pedalear. Eso sí, cuidado las rodillas, porque con el tiempo se “desgastan”.

Texto: Maru Rubín | Ilustraciones: Luddite