Según la ley tu bici está en infracción

La foto que ilustra este posteo pertenece a CESVI Argentina y muestra una bicicleta que se adapta a los requisitos legales actuales para circular. Si tuviéramos que ponernos realmente estrictos podríamos asegurar que casi ninguna bicicleta que anda rodando hoy día por nuestro país está así en regla.
Muchas personas lo ignoran, pero la Ley de Tránsito 24449 establece una lista de requisitos concretos para poder circular y no se trata de opcionales o de sugerencias. Técnicamente alguna autoridad podría hacernos una multa y estaría respaldado por lo escrito. ¿Pero no sería hora de revisar estos puntos y tener un debate que nos permita una modificación lógica sin perder el sentido de la seguridad?
A continuación, veremos punto por punto qué dice el artículo en cuestión y nuestras consideraciones respecto con la realidad:

ARTICULO 40 bis
Requisitos para circular con bicicletas. Para poder circular con bicicleta es indispensable que el vehículo tenga:

“a) Un sistema de rodamiento, dirección y freno permanente y eficaz.”
Hasta acá venimos bien. Por lo general una bici que está funcionando cumple con estos requisitos, ya que aún las playeras que tienen un solo freno estarían dentro de la norma.

“b) Espejos retrovisores en ambos lados”
Acá se marca el primer abismo entre lo obligatorio y lo que se ve en la calle. No hace falta decir que son pocos quienes utilizan uno solo y que encontrar una bicicleta con dos es algo muy poco frecuente. Igualmente debemos admitir de lo útil que resulta al menos tener un retrovisor izquierdo y su aporte a la seguridad.

“c) Timbre, bocina o similar”
Estos son accesorios más comunes de encontrar en las bicis. Tiene bastante lógica su uso en el ámbito urbano, sobre todo para prevenir algún incidente con un peatón o para advertir nuestra presencia a otros ciclistas.

“d) Que el conductor lleve puesto un casco protector, no use ropa suelta, y que ésta sea preferentemente de colores claros, y utilice calzado que se afirme con seguridad a los pedales.”
Esta parte del texto se pone bastante subjetiva para ser algo obligatorio. ¿Hasta dónde se considera que un color es claro? ¿Cuál es la vara para medir la holgura de nuestras prendas? ¿Cómo se puede cuantificar cuánto “grip” tienen nuestras suelas?
Párrafo aparte para el tema del casco. Ya todos sabemos que es un gran debate que no viene al caso ahora.

“e) Que el conductor sea su único ocupante con la excepción del transporte de una carga, o de un niño, ubicados en un portaequipaje o asiento especial cuyos pesos no pongan en riesgo la maniobrabilidad y estabilidad del vehículo.”
Es razonable que la ley exija no exceder la capacidad de carga para la que fue diseñada una bicicleta. Lógicamente es por una cuestión de estabilidad y la tolerancia física de los materiales a romperse. Si siempre pedimos que la bici sea respetada como un vehículo, estaría bueno que nosotros también la respetemos un poco más en el sentido estructural de lo que puede soportar.

“f) Guardabarros sobre ambas ruedas.”
La única razón que podemos llegar a encontrarle a esta obligatoriedad es la de no embarrar a quien viene pedaleando detrás nuestro. Claro que los guardabarros son útiles para no ensuciarnos ¿pero en qué momento lograron entrar en este artículo con esa fuerza para tener su propio apartado en el texto?

“g) Luces y señalización reflectiva.”
¿Podríamos decir que es la parte indiscutida? Desde La Guía BAiker siempre insistimos en la importancia de ver y hacerse ver en la noche. Se trata sobre todo de algo fundamental para nuestra propia seguridad y la de los demás. Es muy común caer en el error de creer que porque nosotros desde la bici vemos, los autos, colectivos y otros ciclistas pueden vernos a nosotros. La bicicleta tiene poco volumen comparado a otros vehículos y cualquier accesorio que nos haga más visibles siempre debe ser tenido muy en cuenta.

Con este breve análisis de ninguna manera buscamos desprestigiar lo que está escrito como ley. Defendemos la idea de que debe ser respetada nos guste o no, ya que es una de las formas en que se puede convivir en paz dentro de un sistema democrático como el nuestro. De todas formas queremos poner luz sobre la importancia de actualizar y adaptar las obligaciones a la realidad. En un contexto y en tiempos en que desde lo gubernamental se busca impulsar el uso de la bicicleta, contar con una legislación acorde es clave.