Ricardo Tilve Guerra


“Cuando tenía 12 años, mi padre me dio a elegir: viaje de egresados o bici. Sin dudarlo opté por una BMX”, nos contó este fana de la bici, que practica flat –una rama del bmx que se basa en hacer trucos arriba de la bicicleta sobre superficies planas– y agrega: “Después de ver la peli Los Bicivoladores, con los chicos del barrio empezamos a intentar copiar las pruebas. A falta de internet cuando alguien viajaba traía algún VHS. Desde ahí no paré.”
Ricardo usa la bici para moverse por la ciudad de Buenos Aires a diario, trabaja en su propia bicicletería, CR Bikes, y aunque tiene auto lo usa muy poco: “La bici depende solamente de mí, en cambio el coche siempre me genera alguna cuestión.”
Actualmente, el bicicletero está instruyéndose para ser cada vez más técnico: “Estoy diseñando cuadros. Incluso diseñé un trailer con el que voy a los proveedores en bici, prescindiendo así del auto.” Este año quiere abrir un nuevo local y entrenar mountain bike, una disciplina que desea incursionar desde hace tiempo.