Qué son las ebikes y cómo elegir la mejor


La bicicleta –con sus más de 100 años de vida– es quizás una de las máquinas más eficientes inventadas por el hombre. Pensadas desde sus inicios como un medio de transporte simple y económico para las masas, en la última década las bicicletas han tenido una revitalización de la mano de la movilidad sustentable y como solución de transporte en ciudades congestionadas. De la mano de este resurgimiento nacieron las bicicletas con asistencia eléctrica –o ebikes–, que desde su surgimiento no han parado de crecer en el mercado y evolucionar a nivel de diseño y tecnología hasta convertirse en una tendencia de transporte urbano y recreacional que no parece tener techo a nivel global.

¿Pero qué es una bicicleta eléctrica?
Al igual que en los modelos tradicionales, tenés que pedalear, pero en este caso con la ayuda de un motor eléctrico que te asiste al pedaleo. Los motores pueden estar ubicados en la rueda delantera o trasera (motores hub directos) o en la caja pedalera (motor central). Estos últimos son los más modernos tecnológicamente, ya que poseen el doble de par motor (torque) que sus hermanos de rueda, lo que aumenta considerablemente su eficiencia, autonomía y capacidad de subir pendientes a igual potencia y consumo.
El motor de la ebike está alimentado por una batería que se carga de la misma manera que se carga la de una computadora o un celular, a través de un cargador y en un par de horas. Las baterías generalmente son de iones de litio, con una vida útil de 800 ciclos de carga, que proveen una autonomía de entre 40 y 100 km por carga, dependiendo de su capacidad. Es decir que durante la vida útil de la batería podremos recorrer entre 30.000 y 80.000 kilómetros. ¡Nada mal! Adicionalmente, los fabricantes se están enfocando en mejorar la in- terfaz de usuario general, diseñando y desarrollando ebikes que puedan integrarse con los teléfonos inteligentes de los usuarios y les proporcionen información en tiempo real de su viaje y el estado de la batería. Motores más compactos, livianos y de consumo más eficiente. Baterías de mayor capacidad y menor tiempo de carga.
Soluciones de frenado regenerativo y ABS, entre otras tantas innovaciones.

Tendencias
En mercados como el europeo y asiático, las bicis eléctricas vienen creciendo a tasas de dos dígitos inte- ranuales desde los últimos cinco años. En nuestra región la introducción de las bicicletas eléctricas ha sido más moderada, pero nada da a pensar que en pocos años no nos acoplemos a los niveles de crecimiento globales. En la Argentina, ya desde 2018 se pueden ver varios modelos de ebikes e incluso se implementó una normativa que las regula (IRAM 60020), que asegura la calidad de los productos y define los requisitos para que una ebike sea considerada de pedaleo asistido y pueda circular libremente sin necesidad de patentamiento, seguro, ni licencia de conducir.

Categorías

Existen tres categorías bien marcadas de bicicletas eléctricas según la necesidad de uso.

♦ Urbanas: con el creciente aumento de concentración urbana, las ebikes –junto con los monopatines eléctricos– se plantean como una solución de transporte de corta y media distancia muy interesante y conveniente. Además, las ebikes pueden usarse complementariamente al transporte público o el automóvil particular, resolviendo la conocida “última milla”.

♦ Montaña: La categoría recreacional y deportiva también ha incorporado a las bicis eléctricas, ya sea en ruteras como en mountain bikes. Estas últimas son las que se han desarrollado fuertemente por su gran versatilidad, permitiendo nivelar a los grupos de pedaleo y llegar a lugares que antes parecían imposibles de alcanzar, en un formato muy disfrutado.

♦ Cargo: esta categoría es la más beneficiada a nivel utilitario, ya que el motor eléctrico realmente es de gran ayuda a la hora de llevar una carga pesada en la ebike, canasto, carrito, remolque, etcétera. En algunos países asiáticos han reemplazado por completo a las bicicletas tradicionales y motocicletas a combustión en esta categoría de carga.

Beneficios de las E-Bikes

♦ Movilidad urbana. Moverte de acá para allá en la ciudad evitando los embotellamientos, el estrés, la pérdida de tiempo al volante, el transporte público y la búsqueda de un espacio libre de estacionamiento.

♦ Cuidado del medio ambiente. No producen ruidos ni contaminación por combustión de hidrocarburos. Los motores eléctricos utilizados poseen una alta eficiencia de consumo, mayor al 80 por ciento.

♦ Disfrute. La experiencia de manejar una bicicleta eléctrica es inigualable, haciendo los paseos muy distendidos. Permite llegar al trabajo de forma rápida, confortable y divertida.

♦ Versatilidad. La asistencia brindada acompaña al pedaleo de acuerdo a tus necesidades. ¿Estás cansado? Aumentás la asistencia. ¿Querés hacer más ejercicio? Bajás el nivel de pedaleo asistido.

♦ Autonomía. Mayor a 40 km, lo que te permite desplazarte libremente durante un largo período de tiempo. Y cuando lo requieras podés cargar la batería en un par de horas.

♦ Economía. El consumo es muy bajo y de sólo 0,2 pesos/km. Esto te permite ahorrar mucho dinero en relación a, por ejemplo, un automóvil, que consume 4 pesos/km solo en combustible.


Algunas consejos útiles a la hora de elegir

♦ Privilegiá la calidad. Ya que una ebike tiene muchos componentes mecánicos y eléctricos, buscá las opciones de mejor calidad y que cuenten con la estampilla de certificación IRAM 60020.

Elegí marcas que tengan representación en el país, ya que de esta forma podrás asegurarte un buen servicio de posventa y disponibilidad de repuestos y accesorios.

Chequeá la batería. Esta es muy importante y la calidad de sus celdas definirá su vida útil. Algunas marcas de celdas de buena calidad son Panasonic y Samsung.

Para la ciudad elegí siempre una ebike que sea cómoda y tenga una postura de manejo erguida y confortable. Una bici plegable no siempre es la mejor solución para la ciudad, salvo que realmente tengas una restricción de espacio o tengas que cargarla a diario en el baúl del auto.

Para la montaña buscá una ebike con motor central, ya que poseen el doble de torque que los motores de rueda a igual potencia. Por ejemplo, si la potencia es 250W: motor de rueda 40Nw.m; motor central 85Nw.m.

Además, usan tecnología de sensor de torque, que te entrega la potencia del motor en función de tu requerimiento de terreno.

♦ Elegí bicis con sistemas de frenos a disco y si es posible hidráulicos, ya que las ebikes desarrollan mayor ve- locidad y aceleración y por ende se exige más al frenado.

♦ Los modelos con el motor y la batería integrados al cuadro generan menos ruido y brindan mejor funcionamiento.

♦ El espíritu de una ebike es que te asista al pedaleo. Te recomendamos no usar motores de gran potencia (>500W), ya que pondrán en riesgo tu seguridad, además de hacer a la ebike más costosa, pesada y con mayor consumo.

  Por Emiliano Zazzini: lleva adelante la marca de ebikes Go Lite, con sede en el barrio de Martínez, Buenos Aires: www.golite.com.ar