Qué debemos hacer y qué no


Por Penetrit*
Lo que hay tener en cuenta a la hora de limpiar y lubricar las partes de la bicicleta es:

Al lavarla, es fundamental hacerlo al menos una vez al mes o luego del uso en caminos con barro o tierra. Es importante que por más apurados que estemos no lo hagamos con hidrolavadora o chorro fuerte de manguera, ya que el agua puede entrar donde no debe, y NUNCA apuntar el chorro a los ejes, manubrio u horquilla, ya que puede entrar agua en los rodamientos y estropearlos.

Primero hacemos la limpieza general de la bicicleta y luego desengrasamos la transmisión, para que el desengrasante no penetre en los ejes, sobre todo de la caja pedalera, ya que lavaría el lubricante de los rodamientos.

Es importante mantener los frenos limpios y lubricados, pero no desengrasar las pastillas en caso de tener frenos de disco, ya que perderán su capacidad para frenar.

Luego de limpiar y desengrasar hay que lubricar, pero es fundamental hacerlo con lo que corresponde y donde corresponde.

Los rodamientos llevan grasas específicas, no usar lubricantes comunes porque al
poco tiempo se quedarán sin lubricación, arruinándose.

No colocar aceite lubricante sobre pedales, llantas y discos de freno. Y cuando lubriquemos las articulaciones, por ejemplo, de las palancas de freno o shifters, cuidar que el lubricante caiga solo sobre los ejes y no sobre las palancas en sí.

Para ver más notas de cómo mantener en condiciones tu bici hacé click acá 

* Penetrit fabrica Bike, la línea de productos ecológicos y biodegradables destinada al cuidado y mantenimiento de la bicicleta: sac@penetrit.com