Pum Pum: El instinto de crear y pedalear

El universo de Pum Pum tiene epicentro en una niña, que a veces puede cederle su lugar a un gato, y está adornado por elementos de la naturaleza como océanos, pájaros, plantas y cielos estrellados. Su estética es completamente gráfica, de tintas planas, que nos recuerdan un poco al manga. Pum Pum es el nombre artístico de esta artista que prefiere crear en el anonimato y que oscila entre murales, cuadros, ilustraciones y diseño gráfico.

¿Qué influencia tiene la bici en tus momentos creativos?

Creo que los momentos de contemplación. Estoy arriba de la bici mucho tiempo y, para mí, ese es un momento en donde pienso y contemplo mucho. El viaje en bici genera una actividad mental muy interesante porque, además de estar conectado con el tránsito, el camino, el entorno, a la vez se despiertan pensamientos, ideas, cosas que estoy haciendo o que quiero hacer.

La bici te da la posibilidad de estar recorriendo lugares y detenerte o desviarte para ver cosas que te llaman la atención como fachadas de casas, árboles, plantas, barrios, algún negocio perdido que nunca habías visto. Siempre se descubren cosas mientras andamos en bici. Todo eso genera un estado que conecta con la parte creativa. Una mente despierta.

¿Cómo llegó la bici a tu vida y para qué la usás?
Creo que siempre estuvo presente; desde niña obviamente y también en las demás etapas fue mi medio de transporte, de paseo. Hoy por hoy no puedo imaginarme sin bici, la necesito para cualquier plan. Pasa a ser parte tuya de alguna manera.

¿Ves algunas relación entre el acto creativo y el pedaleo?
Siempre pienso que cuando uno se sube a la bici avanzar es algo instintivo. A veces me pasa que empiezo a pedalear sin saber a donde tengo que ir. Mi mente se pone en automático y arranco. Es como un instinto natural. Y creo que el inicio del proceso creativo, como la instancia de bocetos, esa primera etapa en donde vuelco ideas o simplemente garabateo sin saber a donde voy; para mí está muy conectada con esa parte instintiva, esa reacción automática. Es arrancar y ver a dónde va todo.

Los murales de Pum Pum se pueden ver en los barrios porteños de Palermo, Villa Urquiza y Villa Crespo, entre otros.

Más info acá:  facebook.com/holapumpum/ | instagram.com/holapumpum