¿Por qué la gente estaciona en las ciclovías?

triptico ciclovias
Momento clave en toda salida por la calle con la bici: vamos andando por una ciclovía y de repente lo vemos ahí, detenido como una muralla china que atraviesa nuestro camino. El mundo se detiene. A partir de acá cada ciclista urbano reacciona de forma distinta.

Qué es lo que pasa
Más de cinco años hace ya que existen las ciclovías en Buenos Aires, pero aún hay quienes estacionan ahí su auto o se detienen “dos minutos” para hacer algún trámite. Pero esto no es un invento nuestro ni un problema aislado de nuestro país. El bloqueo de ciclovías es un mal que aqueja de manera internacional sin reconocer muchas fronteras.
Es difícil encontrar una sola razón para explicar por qué se da esto. Una de ellas es sin dudas la falta de control por parte de las autoridades. La lógica funciona así: No me miran no me castigan por perjudicar al otro avanzo con mi beneficio personal.
Pero no es solo una cuestión de control. Creemos que además hay algo mucho más profundo y tiene que ver con que falta tiempo para que la bicicleta sea aceptada como medio de transporte. Mal que nos pese, eso todavía pasa. Muchas personas siguen considerando las ciclovías y bicisendas como zonas recreativas que quitan lugar a los vehículos “de verdad”. De ahí que aún haya una gran resistencia a aceptarlas.
¿Te preguntaste alguna vez qué pasaría si alguno de esos automovilistas se le ocurriera atravesar su auto en una calle cualquiera y bajarse “dos minutos”? Sería un caos instantáneo. Entonces ¿por qué esa misma situación –que recién nos resultó insólita- sí se da en una ciclovía?

¡A no desanimarse!
Hay un cambio muy interesante que se está viviendo en los últimos tiempos. De a poco vamos notando que están quienes ahora estacionan bloqueando media ciclovía. Dejan medio auto en el lado automotor y medio en la ciclovía. Sí, sabemos que sigue siendo una infracción muy molesta. Pero este mínimo cambio de actitud marca que algo está pasando.
Lamentamos decepcionar a más de uno, pero va a llevar todavía un buen tiempo hasta que las ciclovías queden libres de autos y camiones bloqueándolas. Aun así la tendencia parece ser alentadora y mientras más personas usen las ciclovías, menor será la cantidad de gente que se animará a usar sus vehículos como murallas chinas.

Fotos: Pablo (@BromptonAR)