Ponele bicicleta a todo


Hay dichos, términos y definiciones que con el tiempo pasan a ser parte del habla cotidiana de la gente. Curiosamente hay varias frases que incluyen alguna referencia a la bicicleta para explicar cosas o situaciones. Vamos a ver algunas de ellas y te proponemos que dejes un comentario si conocés otras que podrían ser parte de esta lista.

La bicicleta financiera
Este término tiene ya 40 años desde su creación en la época del Ministro de Economía José Martínez de Hoz. A grandes rasgos se refiere a una maniobra de especulación financiera para conseguir rentabilidad a través créditos y depósitos a altas tasas de interés. El uso gráfico de la bici en este caso tal vez se haya dado por el movimiento cíclico de los pedales que suben y bajan generando un avance.

Me estás bicicleteando
Esta es una frase que hace alusión a postergar la solución a algún problema. Es muy usada sobre todo en cuestiones referidas a pagos y cobros de plata. En este caso no es tan sencillo encontrar la relación directa con la bici, pero quizás podría estar en aquello de dar vueltas y vueltas como lo hacen las ruedas.

Sos a pedal
Esta es considerada actualmente como una ofensa “light”, incluso entre amigos como una expresión simpática para remarcar la baja eficiencia o lentitud para realizar alguna tarea. Es difícil rastrear su origen, pero pareciera haberse originado en épocas donde lo motorizado ya era considerado la tecnología de avanzada y todo aquello que funcionara a fuerza de pedales era algo arcaico y menospreciado.

Se te salió la cadena
Una clásica que no pierde vigencia. Ni las correas de los motores pudieron destronar a esta eterna frase tan usada en nuestro país. Se dice esto acerca de alguien que perdió temporal y repentinamente la cordura, o que al menos se desvió notablemente de la conducta esperada. Acá la analogía con la bicicleta es clarísima y hace alusión al problema de que nuestra cadena se salga de lugar y toda la transmisión deje de funcionar como debería.

¿Usás estas frases? ¿Conocés otras? ¡Contános!