patagonia: Una escapada al paraíso gravel


Estás en tu casa, en un barrio de Buenos Aires, y en apenas dos o tres horas podés estar pedaleando entre lagos y montañas en plena Patagonia. Parece ciencia ficción, pero en la era del low cost y el bikepacking todo es posible, solo hay que perder el miedo a la aventura.
Es madrugada cuando salimos de nuestra casa en el barrio porteño de Núñez. En pocos minutos dejamos el auto en el estacionamiento de Aeroparque. Caminamos con nuestras valijas Halawa que llevan nuestras bicicletas dentro. Hacemos el check-in en el mostrador de Aerolíneas Argentinas y por 500 pesos despachamos nuestro “equipaje deportivo”. Buscamos la gate y procedemos a embarcar. Estamos vestidos de ciclistas, apenas unas bermudas ocultan nuestras calzas –solo por pudor.
En nuestra mochila viajan el casco y las zapatillas de ciclismo. Todo lo demás va en pequeños bolsos de bikepacking anexados a la bicicleta. Dos horas después estamos armando las bicis en el hall del aeropuerto de Bariloche. Recién empieza a amanecer.

La NO Ruta de Los Siete Lagos
Estamos en Bariloche pero al contrario de lo que todos piensan no vamos a hacer La Ruta de los Siete Lagos.

Tenemos cuatro días para unir Bariloche con San Martín de Los Andes ida y vuelta, pero por una ruta alternativa, dura, desconocida y paradisíaca. Cargamos los bolsos portabicicletas vacíos en nuestras espaldas hasta la estación terminal de micros a tan solo 12 kilómetros. Un guardabultos permite dejar los bolsos por 120 pesos al día, para recuperarlos antes de tomar el avión de regreso.
Ruta 237, cruzamos el Limay y le pegamos derecho hasta Confluencia (75 km), en ese punto nos desviamos a la izquierda en la ruta 63. Bienvenidos al ripio. 45 kilómetros después, luego del cruce del Paso Córdoba (2100 msnm) la ruta nos da un respiro y comenzamos el descenso a nuestro destino. El camping del Lago Filo Hua Hum es un apartado paraje en medio del paraíso, lejos del clásico turista, es frecuentado por acampantes de verdad, pescadores con mosca y cicloturistas locos como nosotros.

   
Los tres días que nos quedamos en este lugar apenas alcanzan para descubrir algunos de sus maravillosos bosques, arroyos , ríos torrentosos, lagos. Nos resulta difícil descansar, aprovechamos cada momento para recorrer todo camino de grava que aparece ante nosotros. No trajimos carpa ni bolsa de dormir,nuestra intención de viajar rápido y liviano no es compatible con ellas. Aprovechamos los dormis que reservamos con anterioridad. El bar del camping nos provee de desayuno y cena, así que tenemos todo cubierto. Nuestro equipaje se limita a un par de mudas de ropa, herramientas, cámaras y equipo fotográfico, todo perfectamente empacado en cuatro pequeños bolsos en nuestras bicicletas. Esto es Bikepacking. Nuestras bicicletas Reid Granite 2.0 son ideales para estos caminos. Son livianas, nos brindan postura aerodinámica y tienen una relación de cambios para animarnos a cualquier trepada. Así sumamos casi 400 kilómetros en los cuatro días.

Un fugaz regreso
La última jornada arrancamos el viaje de vuelta por el mismo camino, son diez horas de pedaleo constante con pequeñas paradas para descansar, reponer energías con alimentos y repostar agua de arroyos y ríos. No hay ningún servicio en todo el recorrido pero la planificación y lo trans- portado en las bicicletas alcanzan para ser autosuficientes.
Un camino desolado y paradisíaco, especial para aquellos que tienen varias aventuras en su historial y buscan elevar la cuota aventurera.
Ni un sorpresivo viento en contra ni varias pinchaduras pudieron alterar el plan de pedaleo y al final del cuarto día regresamos a Bariloche con el tiempo justo para recuperar los bolsos portabicis e ir al aeropuerto. Una hora antes del despegue nos encontramos desarmando las bicicletas en pleno hall del aeropuerto. Tiempo justo para el check-in y el embarque, y en menos de dos horas nos sumergimos en la noche de Buenos Aires; las luces de la cancha de River nos ubican en el mapa justo antes de aterrizar.
Low cost y bikepacking, una combinación explosiva para disfrutar una escapada en bicicleta a un paraíso gravel.

Por Gustavo Almada: ciclista y propietario de LordBike: www.lordbike.com.ar


Datos útiles

♦ Kilómetros: 400 (70% grava, 30% asfalto).
♦ Altitud: mínima 800 msnm, máxima 2100 msnm.
♦ Distancia desde Bariloche al camping: 120 km.
♦ Distancia desde SM de los Andes al camping: 65 km.
♦ Guardabultos en Bariloche: $120 por día.
♦ Dormis: consultar.
♦ Camping: consultar.
♦ Proveeduría con los mejores desayunos caseros, minutas, WiFi, agua caliente. 
♦ Prohibido escuchar música y hacer quilombo (como debería ser todo camping).
♦ Actividades para hacer: todas menos quedarte quieto.
♦ Abierto de noviembre a abril.
♦ Camping Filo Hua Hum: noramalen@hotmail.com