Oli: “Las bicis sirven para ser más felices”


Mayra Escobar (25) es una artista conocida como Oli, pseudónimo que ella misma buscó ya que quería alejarse de la imagen a la que remite su apellido. Nació en San Rafael, Mendoza, y desde hace unos años vive en Buenos Aires, más específicamente “en el bohemio barrio de Villa Crespo, que tiene ‘ese no sé qué’ que me encanta”, nos confiesa.

La joven ilustradora utiliza la bicicleta no solo para trasladarse sino como una forma de inspirarse y desconectarse: “la bici en este momento es casi esencial para mí porque la utilizo para lograr cerrar una idea, buscar nuevas o simplemente dejar la cabeza en blanco. Cuando termino un paseo en bicicleta siento que todo lo puedo y que no hay nada mejor que agarrar un lápiz y bajar todas las ideas”.


Oli se mueve en una fixie Ruder Berna que le regalaron su novia y su cuñada, y de la cual con esa: “Es una luz, hermosa por donde la mires”. Desde muy chiquita la bici fue su medio de transporte. “Aprendí a andar de la mano de mi mamá con una Aurorita roja ¡Era un fuego!”, nos contó Oli. Incluso una vez ella misma se armó una bici, parte por parte: “Tardé meses, porque era una bicicleta inglesa y conseguir los repuestos originales no fue algo muy simple”

La ilustradora se declara como una persona bastante nómade y que en este sentido la bicicleta se ha convertido en algo casi fundamental para su producción. “Hace poquito me fui de viaje y me llevé la bici ¡fue una experiencia increíble! Lo que te genera andar en dos ruedas no te lo genera otro medio de transporte. Por eso puedo decir que andar en bici es como tomar mate, es algo que nos permite compartir, crear lazos y generar experiencias nuevas todo el tiempo. Yo creo que las bicicletas sirven para ser más felices”, concluye.

Más info acá:
oli.ilustraciones@gmail.com| instagram.com/Oli.ilustraciones