Los Cambios I

Cómo funciona y cómo se compone el sistema de cambios.

Por Luddite

La posibilidad de elegir entre múltiples velocidades es casi tan antigua como la misma bicicleta. A lo largo de la historia han aparecido infinidad de sistemas que posibilitan el pasaje de una marcha a otra. La más difundida, tanto por su diversidad de gamas en cuanto a valor monetario como por su fácil instalación, mantenimiento y funcionamiento, es la de cambios punto por punto controlados mediante accionadores o “shifters”, que veremos en esta edición y la próxima.

Este sistema de cambios se compone de:
1. Platos y piñones.
2. Descarrilador trasero o “pata”: efectúa los movimientos de la cadena sobre los diferentes piñones.
3. Descarrilador delantero: Se encarga de desplazar la cadena entre los distintos platos.

_MG_9452 _MG_9453

4. Shifters: Son dispositivos que permiten accionar manualmente los cambios.
5. Cables y fundas: Son, al igual que en los frenos mecánicos, los componentes encargados de llevar la fuerza aplicada desde el shifter hasta el descarrilador, permitiendo accionarlo a distancia.
04-Mecanica-Cambios-I-2

Cómo usar los cambios
Nunca se deben combinar de manera arbitraria platos y piñones. Cada plato trabaja solamente sobre un grupo de piñones. En bicicletas de hasta 21 velocidades, cada plato puede alcanzar hasta tres piñones. Por ejemplo, en una bicicleta de siete pi- ñones y tres platos tenemos las siguientes marchas efectivas:

como usar los cambios

Hacer combinaciones frecuentes fuera del patrón indicado puede derivar en desgaste prematuro, ruidos, saltos de cadena y hasta un corte de la misma si tuviese mucho desgaste.

  • Si alguno de los descarriladores está torcido debido a un golpe u otro maltrato y produce fallas en la transmisión, lo más seguro es reemplazarlo por uno nuevo.
  • Los piñones y platos también sufren desgaste, lo que lleva a que el sistema de cambios falle aunque los topes y la tensión de cables estén graduados correctamente. En este caso, lo mejor es reemplazar toda la transmisión, cadena incluída.
  • Si la bicicleta estuvo mucho tiempo sin uso o a la intemperie, las fundas y cables pueden estar secas y no deslizarse bien. Es conveniente lubricarlas con grasa ama   rilla o con aceite en aerosol.
  • Las poleas del descarrilador trasero se desgastan tras mucho tiempo de uso, más aún si usamos la bici en ambientes con arena o tierra en exceso. Es conveniente reemplazarlas cuando los dientes estén redondeados. Revisar que la nueva polea tenga la misma cantidad de dientes que la anterior.

Aprendé a regularlos haciendo click acá

ZOCALO-LUDDITE