La importancia de limpiar la transmisión

Por Penetrit

Es fundamental mantener limpia nuestra transmisión ya que la suciedad no sólo entorpece el funcionamiento y el andar de nuestra bicicleta sino que puede resultarnos muy caro ya que se desgastará más rápido.
Lo recomendable es limpiar la transmisión una vez a la semana si pedaleamos todos los días en la ciudad o después de cada uso si nos agarró la lluvia o pedaleamos en caminos de tierra/barro.

Cómo hacerlo:
Si tenemos barro o mucha suciedad procedemos con agua y una solución limpiadora apta para bicicletas. Podemos rociarla o verter el contenido del envase en un balde con agua caliente. Luego fregamos enérgicamente toda la transmisión mojando el cepillo en la solución. Por último, enjuagamos y secamos con un trapo limpio para proceder al siguiente paso.

Para limpiar una transmisión menos sucia no será necesario el paso anterior. Verificamos que la cadena esté bien seca y rociamos el desengrasante en toda la transmisión. Recomendamos hacerlo con un spray para aplicarlo en forma precisa en los lugares que más lo requieran. Dejamos actuar unos minutos. Con un cepillo de cerdas duras removemos la suciedad. De ser necesario repetimos la operación y dejar secar.

Por último, lubricamos ya que con la limpieza se eliminó el lubricante presente. Este paso es sumamente importante. Con una gota de lubricante en cada perno de la cadena bastará. Así tendremos nuestra transmisión en óptimas condiciones para seguir andando.

Para ver más notas de cómo mantener en condiciones tu bici hacé click acá 

* Penetrit fabrica Bike, la línea de productos ecológicos y biodegradables destinada al cuidado y mantenimiento de la bicicleta: sac@penetrit.com