La bici y el diseño grabados a fuego


Guido Zorrilla (37) es un joven inquieto que supo unir su pasión por la bicicleta y su profesión de diseñador industrial. De niño, viviendo en Mar de Plata, empezó a pedalear y a los 14 años ya participaba de carreras de cross country (una especialidad del mountain bike) hasta su adolescencia que fue cuando pudo empezar a practicar lo que más le gustaba, el dirt.
En paralelo, estudió Diseño Industrial en la UBA y tras varios años de carrera trabajó durante cinco años como encargado del departamento de diseño de la marca argentina de bicicletas Zenith.


Así fue como, frente a una necesidad -conseguir mazas con eje de 20 mm– e inmerso en el mundo de la bicicleta, se puso él mismo a diseñar y fabricar, dando a luz el proyecto Fuego Bike Experience, que ya cumplió 10 años de historia.

Hoy día, Fuego se encuentra físicamente en el barrio porteño de Saavedra y conjuga una bicicletería, un laboratorio de diseño y un taller. Tan es así, que allí Guido realiza todo tipo de productos a gusto y medida del cliente, desde un cuadro hasta un componente, pasando por un grabado en alguna parte de la bici. Guido siempre tiene sus antenas puestas en lo que está pasando en países y lugares referentes del diseño y la bicicleta. Algunos ejemplos a seguir para él son las marcas europeas Canyon y Commencal.

  
A la hora de crear, las premisas de Guido son que: “Un producto tiene que ser útil, resistente y estéticamente lindo, además de tener un packaging lo más amigable posible con el medio ambiente”.
Muestra de esto es uno de sus productos estrella, el tensa cadena, el cual viene en un packaging con forma de tarjeta que a su vez es una multiherramienta.

Más info: fuegodesign.com.ar