La bici garpa

Por Isabel García Amuchástegui y Ariel Sabatella

El otro día, envuelto en esa sensación cíclica del pedaleo, buscando lugares para escabullirme entre los autos trabados en las calles y observando gente en fila india que cultivaba la paciencia de esperar el colectivo, tuve una sensación de felicidad que me colmó y comprendí que la bici es el único medio de transporte que no solo cuesta poco dinero obtener y mantener sino que te paga… ¡y cómo lo hace! Cada vez que te subís y pedaleás tu cuerpo se mueve y ese movimiento se traduce en salud, la salud se vuelve algo natural, tu cabeza se limpia y el trabajo queda en el trabajo. Entre otros beneficios, la bici te aleja del sedentarismo –la gran enfermedad de nuestro siglo–, y te vuelve física y mentalmente activo. Esperar para llegar a un lugar se convierte en algo del pasado. Los lugares vienen a vos. La bici es el único medio de transporte que nos da mucho más que transporte. La bici garpa, y garpa muy bien.

Intro de la edición número 21 de octubre-noviembre 2016