Indumentaria Coach: Diseño y calidad, made in Argentina

Entrar al mundo de Coach y recorrer sus instalaciones nos dio una grata sorpresa. Esta empresa que fabrica indumentaria deportiva reúne las condiciones para ser una de las mejores del país en cuanto a su calidad, avalada por el minucioso cuidado de cada detalle. Cada prenda es concebida pensando en el uso que se le va a dar, analizando qué tipo de diseño y moldería serían necesarios, hasta el tipo de tejido a utilizar.
La empresa, con base en Pergamino, Buenos Aires, fue fruto de un emprendimiento familiar allá por el año 1997: “Mi padre, en esa época, confeccionaba prendas deportivas de tiempo libre. Un amigo ciclista le contó que no había ropa de calidad para ciclismo. Junto con mi mamá se pusieron manos a la obra e hicieron cuatro jerseys que fueron a vender a una carrera de bicis en Bragado. Fue un éxito. Así comenzó todo y nunca más paramos”, nos contó Diego Gattelet que junto a su hermana, Natalia, son los directivos de este emprendimiento familiar que se transformó en una gran empresa, con más de 50 empleados y dos plantas, una dedicada exclusivamente a la producción y otra al diseño y las terminaciones.

  La calidad
Cada prenda pasa por varias instancias en las que los directivos de Coach se encargan de observar que cada detalle sea impecable. Desde los cierres hasta la terminaciones de costura, cada prenda es examinada minuciosamente antes de ser dispuesta para la venta. “Apostamos fuerte a la calidad del producto. Sabemos que da mucho valor agregado. Estamos en todos los detalles. Usamos lycra de la mejor calidad, cierres YKK y un solo tipo de hilo”, señala Natalia y agrega: “Lo que nos diferencia del resto es ‘no quedarnos’, por más que tenemos 20 años en el rubro buscamos seguir creciendo e innovar en cuanto a diseños y telas.”
En cuanto a la tecnología de la ropa que produce Coach, los hermanos Gattelet están en constante observación de lo que se hace en el primer mundo, sobre todo en Europa, en donde el ciclismo es un deporte muy fuerte con mucho desarrollo aplicado: “Afuera se está dando una vuelta de rosca en cuanto al diseño y telas que nosotros estamos aplicando, por ejemplo, utilizamos telas muy livianas y de secado instantáneo que aportan confort al ciclista.”

El contacto con los clientes
“Al momento de diseñar una prenda, primero estudiamos por quién va a ser usada. Eso lo bajamos a los moldes porque la ropa tiene que quedar linda”, señala Natalia, quien además hace hincapié en que su política es tener contacto directo con el cliente, una buena comunicación y, sobre todo, escuchar sus opiniones acerca de la ropa para poder mejorar. En base a esto desde Coach van realizando modificaciones en función a las necesidades de sus clientes.

Ampliar horizontes
“Tenemos todo para meternos en otras disciplinas y no solo dedicarnos a la producción de indumentaria de ciclismo. Tenemos las máquinas y nosotros mismos realizamos todos los procesos inherentes al diseño y confección de una prenda”, nos contaron los hermanos Gattelet que, desde el año pasado, han desembarcado fuerte en otros deportes, con muy buenos resultados, como en el fútbol, vistiendo al Club Atlético Douglas Haig de Pergamino, o el Volley, con la indumentaria de la primera división de San Lorenzo de Almagro que posee “guiños” directos a los hinchas, como una foto del viejo gasómetro entre otros detalles. En cuanto a la indumentaria para ciclismo y tiempo libre, Coach tiene sus propios diseños con colores vivos, distintos cortes y modelos, por ejemplo, mangas con silicona estampada, elásticos y hasta lo último en diseño: sin costura, ruedos y elásticos de ningún tipo.
Este año, una de sus prendas estrella es un enterito que a simple vista pareciera ser dos prendas –una calza con tiradores y un jersey– pero es una sola pieza, lo que la hace extremadamente cómoda. Se trata de una prenda aun no vista en estas latitudes, que ya la utilizan los mejores equipos de Europa.
Sin dudas, estamos ante una marca nacional que está en todos los detalles, priorizando la calidad y el buen diseño de una prenda; una conjunción nada fácil de conseguir.

El Proceso de producción en 7 pasos

1. Realización y aprobación del diseño. Designación de talles y cantidades.

2. Bajada a papel de la moldería, tizada y corte de tela (en blanco, sin estampar).

3. Se imprime el estampado que va a sublimar en un plotter. en Coach cada plotter se utilizar para estampar una sola prenda, ya que luego pierde fuerza el color.

4. En la sublimadora se unen las telas ya cortadas junto al plotter. Se trata de un trabajo minucioso de encastre para que el resultado sea todas las partes que conforman una prenda, ya impresas con su estampado.

5. Todas las partes pasan a la sección de costura de donde saldrán cosidas, con cierres, badanas, etcétera. Aquí se une el rompecabezas que constituye una prenda.

6. La prenda pasa a la sección de control de calidad. En ella se cortan los hilos cobrantes y se colocan etiquetas, además de controlar minuciosamente que la prenda salga en perfectas condiciones.

7. La prenda pasa a doblado y embolsado, desde donde estará lista para ser despachada a su punto de venta.

Más info en:www.coachargentina.com.ar | facebook.com/Coacharg
Fotos: Ariel Sabatella | Pablo Andrés Nuñez Monzón