Evitá que te vendan una bici robada

*Por Tincho Lehmann

Desde que ocurrió la muerte de Pablo Tonello cuando intentaban robarle su bicicleta en Capital federal el año pasado, cada vez se escucha con más fuerza la frase “Comprar robado mata”. Si bien es una verdad lisa y llana, todavía hay quienes no entienden exactamente qué significa esto.
En general, las bicis robadas no son para uso personal de quien comete el delito. El objetivo es venderlas y transformarlas en dinero rápido. ¿Cómo se logra esto? Ofreciéndolas a precios muy por debajo de su valor real.
Pero este círculo cierra cuando hay un comprador dispuesto a pagar ese precio sospechoso, sin cuestionar el origen de esa bicicleta. Sería extraño que un dueno legítimo decidiera casi regalarla porque sí. Esto debería ser entonces la primera luz de alerta ante una transacción poco clara.
En la situación actual de nuestro país es muy difícil para el ciudadano común involucrarse en prevenir la oferta, pero es absolutamente posible y necesario que sí lo haga en la demanda. ¿Cómo? No comprando una bici que presente algún signo sospechoso de haber sido robada (quién sabe en qué circunstancias). Por eso te acercamos estos consejos prácticos.

15-seguridad-7903-web
Conocé qué es el número de serie de una bici
El número de serie es un código, generalmente alfanúmerico, que se encuentra grabado en el cuadro de la bici. Es único e irrepetible para cada rodado. El lugar mas común donde lo ponen los fabricantes es debajo de la caja pedalera, aunque también puede estar en otros lugares como las vainas. (Es factible que este código no esté en bicicletas antiguas o muy económicas). Sirve para individualizar a cada bicicleta y que en caso de ser robada pueda ser identificada.

Cuando compres una bici nueva
Exigí la factura de compra y pedí que especifiquen en ella el numero de serie. Guardá el documento en un lugar seguro porque será tu respaldo legal para demostrar que la bici es tuya si te la llegaran a robar y apareciera luego. Además, si en algún momento quisieras vender tu bici usada, deberías entregar factura y bici juntas para darle seguridad a tu comprador de que la adquiriste de forma legítima.

Cuando compres una bici usada
Tu primera pregunta al vendedor debe ser si posee la factura de compra original. Cuando vayas a retirar la bici comprobá que el número de serie en la factura coincida con el que está grabado en el cuadro. También buscá cualquier signo de adulteración del código, ya que una trampa habitual consiste en limarlo para ocultarlo o modificarlo.

Si vas a comprar a traves de internet
Elegí un sitio web que se maneje con un sistema de reputación de usuarios. Una bicicleta ofrecida a muy bajo precio por un usuario nuevo en el sistema es, por lo menos, para sospechar.
Sugerimos hacer alguna de estas consultas al vendedor:

  • Cuándo la compró.
  • Por qué la vende.
  • Confirmar que tenga factura de compra.
  • Preguntar detalles técnicos de la bici.

Si entre todos hacemos que colocar una bici robada en el mercado sea mas difícil, la oferta y por ende los robos deberían disminuir. Esto requiere nuestro compromiso para conseguir ese bien común. Es importante que compartas esta información con tus conocidos para multiplicar el efecto. Hay una gran parte de la solución que depende de nosotros y es mucho lo que podemos hacer.

Seguilo a Martín en @tincholehmann | tincholehmann.com.ar