¿Es bueno tener un Día Mundial Sin Autos? #DMSA

IMG_5212_1“Ordenale a la lluvia que no caiga y decile al viento que no sople, solamente porque vos querés.” Así dice la letra de Don´t tell me, de Madonna
El Día Mundial Sin Autos que se celebra hoy, 22 de septiembre, nos hace acordar un poco a esta canción. Este día se celebra en varias ciudades y tiene en Latinoamérica su exponente más fuerte en la ciudad de Bogotá, Colombia. Allí directamente rige la prohibición de circular a los automóviles particulares durante la fecha.
En nuestro país hace muy pocos años que se tiene en cuenta y por el momento resulta más que nada simbólica, ya que basta asomarse a la calle para ver que las cosas marchan como cualquierx otro día del año.
Creemos en la bicicleta como una gran alternativa de transporte, pero no como la salvación única de las ciudades. Nos parece un error intentar negar o demonizar al automóvil señalándolo como el gran problema de la movilidad urbana. El inconveniente no son los autos sino todo el contexto social que lleva a que sigan dominando la escena.
Otras celebraciones internacionales como el Parking Day o La Semana de la Movilidad Sustentable nos resultan más acertadas. Por ejemplo, el hecho de mostrar positivamente cómo se podría aprovechar mejor el espacio que ocupa un auto estacionado es otra manera de encarar las cosas. También tener una semana al año donde nuclear charlas y otras actividades constructivas es bueno y necesario (“Los ritos son necesarios”, dice el personaje del zorro en El Principito) porque nos permite medir año a año dónde estamos parados y ver si avanzamos o retrocedimos.
Pero tener un Día Mundial Sin Autos es excluir a éste de la movilidad sustentable. No deberíamos negar al automóvil. Al contrario, debemos ayudar a que se adapte cada día mejor a la modernización de las ciudades. Eso implica incluir a quienes hoy eligen moverse en auto. ¡Los autos tienen grandes beneficios! Solo debemos entender que no podemos seguir usándolos con tan poco criterio como hasta hoy.
En la industria automotriz hay muchas personas que diariamente trabajan en pos de una movilidad más responsable, sustentable y humana. Seguramente sea un sector casi anónimo del rubro y el que no aparece en las grandes campañas de marketing. Pero existe alrededor de los autos gente que se capacita, investiga y hace un gran esfuerzo por introducir nuevas tecnologías en un panorama aún dominado por las energías fósiles.
No le digamos a la gente que no use el auto solamente porque nosotros así lo queremos. Tomemos el camino más difícil pero más completo: el de la persuasión. Pensemos en un Día mundial con más bicis y mejores colectivos/trenes/subtes, con beneficios tentadores para quien todavía no se decidió a pedalear o subirse al transporte público. Apuntemos a tener ciudades donde haya bicis y autos que se utilicen con muy buen criterio.