Emprendedores: Barbería en fijo


Parece ser que nada lo detiene. Hace 2 años, a sus jóvenes 21 años, Eduardo Caballín dejó su ciudad natal, Puerto Madryn, y se vino a vivir a la gran urbe porteña. Casi dos años después, abandonó su trabajo en el mundo gastronómico y decidió conjugar dos cosas que le gustan mucho, la barbería y las bicis con piñón de fijo, y dedicarse de lleno a eso. Así nació Barber Home, un emprendimiento de peluquería masculina y barbería a domicilio que se traslada en una bici de piñón fijo.

Pese a que cuando el barbero estaba por empezar su proyecto le robaron su bicicleta fija Crew, el hecho no lo detuvo ya que en dos meses logró armarse una bici nueva para seguir pedaleando su proyecto. “La bici es el transporte más lindo y Buenos Aires también es más linda desde arriba de una bicicleta”, nos contó Eduardo acerca del por qué eligió la bici para llevar adelante su emprendimiento y agrega que este mismo trabajo hubiese “tenido menos onda” en Puerto Madryn. El barbero nos contó que las peluquerías a domicilio existen pero que barberías no conoce ninguna y menos aun que se trasladen en fijo. Más allá de lo original del emprendimiento, Eduardo hace hincapié en la comodidad que le brinda al cliente: “La gente que me llama, generalmente lo hace por comodidad o porque les gusta lo que hago. Me encanta moverme en el ambiente del ciclismo, creo que son los que más valoran mi trabajo.”
El ciclista quiere transmitir su ejemplo a todos aquellos que tienen un emprendimiento y que no se animan a llevarlo a cabo. “No hay mejor sensación que generar ingresos disfrutando lo que hacés. Además, si uno no se arriesga nunca sabrá cómo le hubiese ido y qué oportunidades le hubiera ofrecido la vida”, concluye.

Hacete fan en Facebook en Barber Home o seguilo en Instagram en @barberhomee

Conocé más emprendedores acá:
Quintana: “Nuestros productos nacen de una necesidad propia”