El taller en casa


Por Luddite*
Si bien es importante llevar con nosotros un kit de reparaciones al paso cuando salimos en bici, lo más importante es que la bici esté en aceptables condiciones mecánicas. Si la revisamos periódicamente, salvando accidentes graves, el único inconveniente que puede interrumpir una pedaleada es un pinchazo. Es importante ser conscientes de los componentes y partes que integran nuestra bici y llevar un registro de cuándo y qué tareas de mantenimiento se le realizaron. Para todo esto, es indispensable contar con un equipo fijo de trabajo, independiente del portátil, con el que podremos realizar el mantenimiento de una bicicleta urbana básica.

Las herramientas son:

Llave pico de loro: en direcciones a rosca y en algunas cajas a bolillas se usa, junto con la llave francesa, para ajustar el cono y trabarlo contra la contratuerca, o bien para tensar un cable –con muchísimo cuidado– y con la ayuda de un trozo de cámara. Cabe mencionar que esta llave no debe usarse ni para sujetar tuercas, ni para morder o apretar ninguna pieza de la bici, excepto las mencionadas.

Llave francesa:
sirve para ajustar, junto con la pico de loro, la contratuerca de la dirección junto con el cono, o la cubeta móvil de la caja pedalera si es a bolillas. También se la puede usar, con mucho cuidado, para enderezar rotores y platos. Para todo lo demás, siempre es preferible contar con llaves fijas combinadas. Si tu bici cuenta con cierres rápidos, dirección sin rosca y caja a rulemanes, esta llave es prescindible.


Llave de pedales:
sea cual sea el motivo por el que haya que remover los pedales, esta llave es la única que puede cumplir esa función gracias a su espesor y el largo de palanca. Ajustar unos peda- les con una llave 15 no proporcionará el torque necesario para mantenerlos en su lugar por mucho tiempo.


Llaves allen: una multiherramienta cumple esta función, aunque lo más recomendable es tener un juego de llaves en T o en L para poder hacer palanca.

Kit de parchado: desmontadores, solución, lija y parches.

Inflador de pie: preferentemente con manómetro. El inflador de mano es útil para llegar a destino si sufrimos un pinchazo en el camino, pero la presión adecuada de una cubierta se logra con un inflador más potente. Son económicos y la inversión vale la pena.


Estirarrayos: elemental al momento de cambiar un rayo estropeado, devolver tensión a la rueda o centrarla.


Cortacadenas:
para limpiar la cadena a fondo o reemplazarla. 


Extractor de palancas


Llaves de conos:
de la 13 a la17. Irremplazables a la hora de trabajar con las mazas.

Lubricante, grasa y aflojatuercas:
lubricante para la cadena, grasa para los rodamientos y aflojatuercas para remover óxido y destrabar (nunca para lubricar). 

Trapos varios.

*Mecánico de bicicletas: 154199-4844 | green_anarchy@hotmail.com

Para ver más notas de mecánica hacé click acá