El señor de las ciclovías

La bicicleta me salvó la vida”, nos confesó Ricardo “Riky” Mildiner (54), hoy día inspector de las ciclovías porteñas y padre de 3 hijos. “Riky” fue gerente de una importante empresa de construcción en seco hasta que a sus 38 años sufrió un infarto y decidió darle un vuelco a su vida, abandonando su trabajo y modificando sus hábitos. Ama profundamente lo que hace, sobre todo porque pasa muchas horas arriba de su bici. “Riky” tiene una cuenta en Twitter desde la que informa casi a diario sobre el estado de las ciclovías porteñas, además de compartir info sobre ciclismo urbano de otros medios y cuentas de Twitter.

¿Cuántos kilometros recorrés por día?
Alrededor de 200 kilómetros semanales por las bicisendas y ciclovías porteñas para relevar lo que requiera arreglo. Y un día a la semana elaboro las planillas de informes de mantenimiento en EcoBici.

¿Cómo surge la idea de twitter y que fines persigue?
La razón por la que twitteo es que tengo un profundo deseo por contribuir al aumento del número de ciclistas en nuestra querida ciudad.

¿Cómo sería una ciclovía ideal?
Las ciclovías ideales para mí son las de Copenhague.

¿Qué creés que falta en Buenos Aires para que la bici sea EL medio de transporte?

Lo que falta es que la gente se anime más y el número crezca exponencialmente. Nuestra ciudad es ideal para pedalearla.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención estando arriba de la bici?
La felicidad de recorrer junto a mis hijos las ciclovías de Copenhague, París, Amsterdam, Londres, Río de Janeiro, Santiago y Barcelona, con las particularidades culturales y bellezas de cada una de ellas. También las de Mar del Plata y Bariloche.
Desde la bici descubrís una nueva perspectiva de los lugares. Tiempo y espacio se tornan ideales arriba de la bici.

Podés seguir a Riky en Twitter: @RikyMildiner