El candado apestoso que hace vomitar a los ladrones

skunkl

Hace unos días se presentó una curiosa innovación en materia de seguridad para la bici. Se trata de una traba tipo “U” que contiene un químico comprimido, nocivo y de olor putrefacto que se libera cuando es violentada.
Según sus creadores es capaz de hacer que el ladrón en cuestión llegue a vomitar, además de afectar la visión y respiración momentáneamente.
El diseñador Daniel Idzkowski y el ingeniero Yves Perrenoud son quienes desarrollaron este producto y aseguran que su primera idea fue crear un candado explosivo… pero desistieron porque no podían garantizar la seguridad a los propios usuarios. Fue así que continuaron buscando una alternativa repelente de delincuentes, pero que no causara daño permanente.

capt
Tal vez lo más difícil para estos dos emprendedores haya sido hacer las pruebas de calidad. Cuentan que ellos mismos se expusieron varias veces a este nauseabundo olor y puedan asegurar que es realmente insoportable. Ellos decidieron no revelar la apestosa fórmula secreta, pero contaron que contiene componentes que se pueden encontrar en productos comunes como manteca rancia y queso podrido.
Actualmente están realizando una campaña a través de la plataforma Indiegogo.com para financiar la producción del SkunkLock. Ya sobrepasaron ampliamente su objetivo de recaudación y aún tienen por delante más de 20 días. Esto es un claro indicador del gran interés que hay a nivel mundial por este candado. En este momento se puede conseguir en la preventa cada unidad a 109 dólares o comprar el pack de cinco a 529 dólares.