Desarrollos: LA FE DE MUVIN

leston-0237
*Por Eduardo Leston. Fotos: Ariel Sabatella

La idea de hacer una bici desde cero surgió al darnos cuenta de que nuestros proveedores no ofrecían un producto que nos satisfaga en los dos elementos claves para nosotros: calidad y estética.
El producto que buscábamos tenía que aguantar un uso intensivo, casi extremo, y no requerir mucho mantenimiento. Las ruedas tenían que ser rápidas y cómodas a la vez y mantenerse mucho tiempo infladas. La postura tenía que ser erguida y canchera a la vez, algo nada fácil de lograr.
leston-0130
Optamos por un rodado 26 ya que es más acorde a la altura de la mujer argentina (1,63 metros en promedio). Con todo esto en mente fuimos definiendo las características: cuadro de acero al carbono o CrMo, ruedas 26” x 2”, frente 1-1/8” a-head, freno delantero v-brake y trasero: contra pedal o roller.leston-0192
Fue así que, sin dominar geometrías de bici, pero sí sabiendo desarrollar productos mecánicos industriales, comenzamos con esta odisea. Primero dibujamos el cuadro y mandamos a fabricar un prototipo para una clienta que se animó a ser el conejito de indias. ¡El resultado fue increíble! La primera vez que la probó la vi sobre la bici y no podía creer cuánto cambia el vínculo entre una persona y su rodado cuando las proporciones, la postura y la calidad del producto están pensados desde cero; parecía que ella venía usando esa bici desde hacía años y apenas la probó me dijo exactamente eso: “No puedo creer, me siento como si fuera mía desde siempre”.
leston-0135
A continuación empezaron a aparecer rápidamente nuevos pedidos, así que pulimos algunos detalles con otros tres prototipos, cada uno más sofisticado que el anterior. Concluida esa etapa teníamos en claro que el producto estaba maduro desde el punto de vista del diseño. Ahora había que producirlo en serie.
Cuando estábamos con el diseño prácticamente cerrado, tuvimos la “no tan brillante” idea de querer cambiar el ángulo del frente para acortar dos centímetros el largo del cuadro, de modo de lograr una bici más corta que proporcione una postura más erguida a su conductor.
leston-0147 leston-0139
Armamos el primer prototipo con la nueva geometría y la maniobrabilidad se fue al demonio. Era imposible de manejarla ¡parecía tener voluntad propia! Incorporé varias pruebas al “protocolo de ensayos”, entre las cuales estaba andar sin manos, andar con una mano, andar con bolsas colgadas de un lado del manubrio. Con este prototipo no podía hacer ninguna de esas cosas.
 leston-0165 leston-0170
Empecé a investigar y leer teoría al respecto más a fondo, recurrí a bibliografía desde nivel básico hasta nivel de tesis de posgrados en control; la cosa estaba difícil. Parecía que nadie cambiaba mucho los parámetros básicos. El frente que funciona es de 74 ° y nadie se mueve mucho de ahí. Empecé a consultar en foros de ingeniería y diseño de bicis, donde hay profesionales de las marcas más reconocidas del mundo, y todos me decían que vuelva al diseño clásico o simplemente se compadecían de mí y me explicaban porqué ellos no hacían esas cosas: cuesta muy caro.
Una noche mirando fotos de bicis en la web, me di cuenta que la geometría que estaba usando se parecía a la de las marcas clásicas holandesas, que no publican sus medidas. Bajé fotos de estas bicis y relevé sus medidas. Los ángulos eran parecidos a los de la nuestra bici pero las ruedas de las bicis holandesas son gigantes al lado de las que estábamos usando nosotros. Con esto en mente intenté probar algunas soluciones, pero tampoco funcionaban. La bici seguía andando muy mal y ya me estaba asustando.leston-0222
Desesperanzado y analizando, inclusive, volver atrás con el diseño, recibí un mensaje de un usuario de un foro de internet con una propuesta casi mágica. Desconfié, pero tenía muy poco que perder. Esa noche hice un plano y a primera hora del día siguiente se lo pasé al constructor. “Si no funciona volvemos atrás”, le dije.
A las pocas horas me llamó y me dijo que se había tomado el atrevimiento de probarla y que la bici andaba perfectamente bien.
leston-0199
La nueva bici superaba exitosamente todas las pruebas por lo que empezamos su fabricación en serie. Mandamos a trafilar y punzonar caños, conificar vainas, mecanizar cajas pedaleras y cierres de asiento y a comprar componentes. En breve tendremos nuestras primeras Fe.
Ah, cierto. ¡Me olvidaba de explicar el nombre! Fe es el símbolo químico del hierro, y el significado de la palabra nos gustó mucho para este proyecto. Sintetiza muy bien lo que sentimos respecto de esta bici.

* Eduardo Leston (33) es Proyectista Mecánico y Encargado de Desarrollo de Producto en Mµvin.

Más info en: www.muvin.com.ar | info@muvin.com.ar