Claudio Canaglia: adiós a un grande

Tenaz, observador, sensible, innovador, agudo e inteligente, irónico y divertido, luchador, son algunos de los adjetivos que definen a Claudio Canaglia, una de las personas más reconocidas del rubro de la bicicleta en Argentina, quien luchó incansablemente durante los últimos meses de su vida para derrotar un cáncer de páncreas que finalmente le ganó la partida esta madrugada.
Claudio Canaglia no fue simplemente el dueño de algunas tiendas de bicicletas que llevan su apellido y que inició su abuelo de origen italiano allá por 1938 cuando desembarcó en Argentina con unas cuantas máquinas de helado que finalmente tuvieron el destino de convertirse en los cimientos de una bicicletería… Canaglia apoyó y fue parte de la construcción del movimiento de la bicicleta como medio de transporte en Buenos Aires. Creía fervientemente que éste era EL medio de movilidad para las ciudades. También apoyó el crecimiento de una gran cantidad de carreras de mountain bike, fue presidente de la COMMBI (Cámara Argentina de Comercio e Industria de la Bicicleta, Partes, Rodados y Afines), llevó adelante miles de salidas en bicicleta los fines de semana en donde siempre podíamos encontrarlo acompañando a los más lentos, y escuchó y ayudó con su experiencia a miles de emprendedores que nos acercábamos a él con un proyecto en nuestra manos. El brindó su apoyo a todos los de buena fe que querían hacer algo que hiciese crecer el mundo de la bicicleta y siempre recibió con entusiasmo a todo aquel que quisiera dar nuevos aires al rubro. Fue un auténtico visionario por el que sólo es posible sentir amor y respeto.