Cicloturismo: Viajar en bici no es épico


Por Diego Andrich

Por definición, épico significa: “género poético que narra, con tono grandilocuente y laudatorio, acciones extraordinarias y heroicas de personajes históricos o míticos”. Viajar en bicicleta está lejos de ser eso. No se trata de acciones extraordinarias ni heroicas realizadas por súper personajes.

El que viaja en bici solo tiene una diferencia respecto del que aún no viajó, y es que el cicloturista tomó la decisión de hacer algo que otro aún no se ha animado. Por eso, si uno tiene esas ganas de probarlo, sería bueno intentarlo una vez en la vida.

Lo bueno de viajar en bici es que un viaje de 200 kilómetros, ya sea en la Patagonia (el Camino de los Siete Lagos, por ejemplo) o un recorrido por los caminos rurales de Roque Pérez (Buenos Aires), es un viaje en el cual uno mismo es el actor de las experiencias y, como se dice a menudo, es uno quien suma historias para contar a sus nietos en un futuro.

Si aún no te animaste a vivir esta experiencia de viajar en bici ¿Qué esperás? ¿No sabés por dónde empezar? ¿Tenés dudas? A continuación te contamos algunos consejos para derribar excusas:

♦ Elegí un lugar que desees conocer, no importa si es cerca o lejos.
♦ Sé sincero con vos mismo a la hora de enfrentar el desafío físico. O sea, si nunca pedaleaste más de 40 kilómetros, no pienses que en tu primer viaje vas a hacer esa distancia en el primer día.
♦ Tomalo con calma, viajar en bici no es una carrera. Sos vos y nadie más que vos quien tiene que disfrutarlo.
♦ Tené tu bici en buenas condiciones mecánicas, ya que eso te evitará situaciones de stress.
♦ Viajar en bici es placentero y, por ende, si no te gusta la carpa, un hotel no cambia tu condición de viajero en bici ni le quita valor a tu aventura.
♦ Informate sobre el lugar y la ruta antes de viajar.
♦ Comprá la menor cantidad de equipo –pedí prestado a amigos– hasta saber si te gusta viajar en bicicleta y quieras repetir la experiencia.
♦ Y, sobre todo, hacelo disfrutando y sabiendo que después de esa mezcla de esfuerzo y placer la vida sigue como de costumbre (trabajo, estudio, familia, etcétera) y necesitas de todas tus energías y fuerzas para esperar un año más, hasta tus próximas vacaciones.

Quizás esta sea una frase de la primera hoja de cualquier libro de autoayuda, pero no por eso pierde validez: Todo gran viaje comienza con un pequeño pedaleo.

*cicloviajero y dueño de la tienda especiaLizada en cicloturismo Tierra de Biciviajeros


“Mi primer viaje fue mi primer amor, inolvidable”

Por Federico Araujo

Mi primer viaje en bici fue en el ’94 a Tierra del Fuego. La inexperiencia y la época analógica hizo que cometamos un gran error. Al desconocer el lugar y no tener información al respecto, compramos toda la comida en Buenos Aires y la mandamos por expreso. El error más grande fue cargar la bicicleta con nuestras cosas y sumarle la comida. El acierto del viaje fue que se convirtió en el puntapié para el resto de mis aventuras. A partir de ahí viajo en bicicleta al menos una vez al año.
Como consejo para arrancar a viajar en bici, recomiendo ir a lugares conocidos por los cicloturistas. Hoy día hay mucha info dando vueltas. Además, si uno tiene unos días determinados para viajar, recomiendo arrancar del lugar más cercano al punto de partida de pedaleo; llevar lo justo e informarse y contactarse con gente que haya hecho ese camino.
El mejor viaje que hice fue por Jujuy. Desde Purmamarca recorrimos la Cuesta de Lipán, Salinas Grandes, Ruta 40, llegamos a San Antonio de los Cobres y bajamos por una ruta que va paralela al tren de las nubes. Éramos cinco personas y la pasamos excelente. Otro viaje imperdible es el camino De Santiago (Europa). Lo hice desde Roncesvalles
hasta Santiago de Compostela (800 kilómetros y monedas).

Facebook Viajando en bicicleta