Cicloturismo: Cómo llevar y armar un buen equipo

A la hora de elegir el equipo, primero hay que decidir si viajaremos solos o acompañados, ya que esto hará la diferencia.
Además de la compañía, si se viaja solo se debe reservar más espacio, porque no se puede compartir parte del equipo (calentador, carpa y marmita).

Los indispensables:

♦ Calentador: hay de dos tipos. Uno es a gas (cartucho), que resulta más económico el aparato pero son más caros los cartuchos y generan más residuos. Otra de las contras es que no funcionan bien en altura y generan mucho volumen para transportar. Los otros funcionan con combustible líquido a presión, son más caros pero el com- bustible resulta mucho más barato y ocupan menor espacio.

♦ Marmita: es una buena y cómoda opción, pero si no contamos con una se puede resolver llevando una olla chica y un jarro y el resto de cubiertos necesarios. Olla máxima: de 1.5 a 2 litros. Hay que ver equipamientos de montaña si se quieren adquirir por partes y no todo el juego junto.

♦ Carpa: debe ser liviana, con buena habitabilidad, pero sobre todo resistente al viento y al agua. Aunque parezca mentira no todas lo son. Un buen consejo: colocar un film de polietileno debajo de la carpa. Éste protegerá la superficie, evitará que se moje con la humedad del piso y agilizará el guardado.

Bolsa de dormir: lo importante es no pasar frío. En épocas de calor uno puede destaparse pero con frío no se duerme y depende del lugar y la época nos puede costar la vida. En el mercado existen bolsas de dormir con distintos rellenos: sintéticas y de plumas. Las primeras son más económicas, tienen más volumen y más peso, mientras que las de plumas son más caras, más chicas y livianas. Se recomienda usar aislantes debajo de la bolsa, porque suavizan la dureza del piso y aíslan el frío.

La Ropa
Soy partidario de usar ropa de ciclismo (calzas cortas o largas para el viaje), ya que es más cómoda. El resto de la ropa, sintética, cero por ciento algodón (ya que mantienen la humedad y tardan en secarse): remeras, pantalones desmontables (dos en uno: pantalón-bermuda) y medias cortas y largas. En cuanto al abrigo, que sea lo más entallado posible, ya que eso evita la pérdida de calor.

Siempre vistámonos con capas finas:
A. Camiseta térmica.
B. Chaleco de micropolar o softshell fino.
C. Campera de polar o micropolar.
D. Rompevientos impermeable.
De la A a la D se pueden combinar o colocar todas juntas según la temperatura.

¿Cómo llevar todo esto?
Para todo esto, con alforjas traseras de 50 litros, un bolso estanco de 36 litros sobre las alforjas, un bolso frontal de seis litros y un bajo asiento, estaremos bien. Los elementos pueden distribuirse de la siguiente manera:
 Alforjas: ropa, equipo y bolsa de dormir.
Bolso estanco: carpa, aislante y resto del equipo.
Bolso frontal: cámara de fotos, snacks, rompevientos, linterna y protector solar.
Bajo asiento: repuestos, cámara, cortacadena, etcétera

Por Juan Pablo Casaccione es cicloturista, diseñador industrial y creador de la marca Halawa: www.halawa.com.ar