Buenos Aires 2025

bs-as-2025-ilustracion
Por Henrik Lundorff Kristensen*

Mi día empieza a las 7 am en Palermo. Mis hijas, dos mellizas de 4 años, están desayunando con su mamá en la cocina. Mi hijo mayor, de 7 años, está preparando su mochila y yo estoy en el garage chequeando que todas las ruedas de nuestras bicis estén infladas. A las 8 salimos todos juntos, en fila. Primero voy yo, atrás sigue mi hijo y las mellís van juntas, sentadas en la bici de carga que conduce mi mujer. La bicisenda de mano única, plana y ancha (mide dos metros), permite que la gente pueda adelantarse. Despedimos a mi mujer e hijas que van al jardín y seguimos pedalenado con mi hijo por avenida Juan B. Justo. Lo que era el Metrobús ahora es un tranvía y al lado de las vías construyeron una exitosa “bicipista” sobre la que más de 100.000 ciclistas pedalean a diario, disfrutando la onda verde.
Dejo a mi hijo en su escuela, repleta de bicis. Sigo viaje hasta mi trabajo. En 2025 es fácil. Desde mi casa se llega al centro en 40 minutos.
Agarro la bicisenda de avenida Corrientes, que no es tan grande como la de avenida Juan B. Justo pero ocupa cinco metros de la calzada. Es hermoso ver como cambió esta avenida emblemática de Buenos Aires. Llena de verde, con mesas de cafés en las veredas, bancos para sentarse y espacios para disfrutar. Pasando avenida Callao la cantidad de ciclistas es enorme. Me recuerda a las Masas Críticas, que eran todo el furor hace 15 años. En 2025 cada día parece una Masa Crítica. El otro día salió una noticia que anunciaba que ya 50% de los viajes en Buenos Aires se realizan en bici.
Dejo mi bici en el estacionamiento de bicis de mi oficina. “Chequeá los frenos porfa” le digo al mecánico que hace el mantenimiento de los rodados de los empleados. Me ducho y estoy listo para trabajar.
A las 13 hs tengo una reunión en Congreso, antes era complicado moverse por en el Microcentro a esa hora pero en 2025 no. Agarro la bicicleta y voy volando por la ciclovía de avenida de Mayo (la más linda del mundo, dicen). A la tarde vuelvo a casa por la ciclovía de avenida Rivadavia.
Mi hijo mayor ya está en casa. Que vuelva solo de la escuela no es un problema, gracias al proyecto “Rutas Escolares Seguras”. En 2025, 75% de los estudiantes de primaria y secundaria van en bici a estudiar. Mi hijo me cuenta que tuvo su primera lección de ”carnetito”, el curso que enseña a los niños como andar en bicicleta “legalmente”. A la tarde acompaño a mi hijo a fútbol. Por supuesto, vamos en bici. De hecho, mientras el juega yo hago las compras. El supermercado tiene un enorme estacionamiento para bicicletas y con la bici de carga no es un problema llevar mercadería. Cuando volvemos ya está oscureciendo. Llegamos a nuestro edificio, guardamos las bicis en la cochera, que está llena de rodados listos para mañana, otro día repleto de bicicletas en Buenos Aires

Mirá el video de Henrik en el TED de Puerto Madryn

Conoce más acerca de Henrik y su proyecto Viking Bike Academy:https://www.facebook.com/vikingbikeacademy
*Henrik (27) nació en Dinamarca, es Licenciado de Ciencias Políticas, y trabaja como asesor de soluciones para ciclismo urbano

bs-as-2025-ilustracion