BA Denucial Vial: ¿estás a favor o en contra?

99_ML_denunciavial-10Hace ya casi dos años que el Gobierno de la Ciudad promueve la participación de los ciudadanos en las denuncias de infracciones de tránsito. La Ley 451 en su artículo 13 dice que “La acción en el régimen de faltas es pública y corresponde proceder de oficio o por denuncia de particulares o funcionarios públicos.”
En esta reglamentación se basan desde el GCBA para pedirles a los vecinos que se involucren en el control de las faltas en la vía pública.
Para esto se presentó hace un tiempo la aplicación BA Denuncia Vial (disponible actualmente para celulares con Android) que fue desarrollada por el Ministerio de Modernización en conjunto con las áreas vinculadas al tema. De esta forma, cualquier persona registrada en el sistema puede enviar una foto y otros datos para reportar una presunta infracción.
Pero a pesar de que esta participación ciudadana pareciera ser legal, lo cierto es que hay muchos puntos de vista al respecto, tanto a favor como en contra. Quienes están a favor dicen que es deber de todos involucrarse en el cumplimiento de las normas en la vía pública y que se trata de un accionar cívico correcto. Los que no están de acuerdo advierten sobre los riesgos de que el gobierno delegue su poder de control. Aseguran que por un lado puede enfrentar (incluso de manera violenta) a los propios vecinos poniéndolos en peligro, y por otro lado porque sospechan que esta es una forma de desligarse de sus deberes de fiscalización.
Además, numerosos comentarios de usuarios de esta app suelen informar que algunas denuncias caen en saco roto, no se puede hacer un buen seguimiento o que los motivos de rechazo son poco claros (se pueden leer estos comentarios en la misma página de descarga de la aplicación).
Más allá de que uno esté de un lado o del otro, lo cierto y palpable es que todavía hoy reina el desorden/caos en las calles de Buenos Aires. Nos preguntamos entonces si este sistema mixto de controles está funcionando o habría que hacer un serio replanteo.