Andrea Freda

“Uso la bici para ir y venir del trabajo, para salir con amigos, para jugar al bikepolo, para viajar”, nos cuenta Andrea (25) que, además de usar la bici para todo menester, hizo un par de viajes en bici por el sur argentino y la patagonia chilena.
La bicicleta llegó a su vida de niña de la mano de su padre, quien fue el encargado de inculcarle el amor por las dos ruedas a ella y sus hermanos. Tiene 5 bicis. Su preferida es una urbana hecha a medida por Crafty, de rodado 700x32c, una sola velocidad y un rack delantero: “Viví cada momento del armado, desde buscar los componentes hasta la elección del color.”
Andrea pasa las tardes en la bicicletería de su novio, Pedal, su segundo hogar.