7 errores a la hora de lubricar

*Por Penetrit
1. El error más común es no lubricar. Lo hacemos cuando nos acordamos o cuando la transmisión ya no da más. La limpieza y lubricación deben hacerse semanalmente si usamos la bici a diario, o luego de cada uso en caso de realizar travesías por caminos polvorientos o condiciones extremas.
2. No limpiar antes de lubricar. El polvo y la suciedad adheridos a la cadena le generan más esfuerzo al sistema, además de funcionar como abrasivos, favoreciendo el desgaste prematuro.
3. Lubricar sin antes secar. El agua no solo forma una película que inter ere con la lubricación sino que además favorece la oxidación.
4. Elegir el lubricante inadecuado. Los hay para condiciones de terreno húmedo o seco y polvoriento. Es importante aplicar SIEMPRE el adecuado.
5. Lubricar en exceso. Casi tan malo como no lubricar es hacerlo en exceso. Esto hace que se adhiera el polvo y la suciedad ambiental, generando pérdida en la capacidad lubricante. Luego de lubricar hay que eliminar el excedente.
6. Limpiar el excedente con papel de cocina. Absorben muy bien el exceso pero dejan residuos, ya que tienden a desmenuzarse.
7. Aplicar desengrasante y no dejarlo actuar el tiempo recomendado. Esto en sí no es malo, siempre y cuando observemos que la transmisión realmente quede limpia. Repetir la operación solo si realmente fuese necesario.

Para ver más notas de cómo mantener en condiciones tu bici hacé click acá 

* Penetrit fabrica Bike, la línea de productos ecológicos y biodegradables destinada al cuidado y mantenimiento de la bicicleta: sac@penetrit.com